post

 

            La CGT de Pontevedra manifiesta su solidaridad con las compañeras y compañeros de la Sección sindical de CGT-Atento de A Coruña, en lucha por sus derechos y contra la represión y los despidos sin otra causa que la violencia patronal. Nos concentraremos este sábado, 18 de enero, frente a las oficinas principales de Movistar, en la calle Loureiro Crespo, 1 (frente al Hospital Provincial), a las 11:30h.

A continuación, reproducimos en el texto que CGT Pontevedra repartirá en el acto, dirigido a la clase trabajadora pontevedresa:

A LA CLASE TRABAJADORA DE PONTEVEDRA

            La CGT de Pontevedra, conjuntamente con la CGT en todo el ámbito español, manifiesta su solidaridad con las compañeras y compañeros de la Sección sindical de CGT-Atento en A Coruña, en lucha por sus derechos y contra la represión. Nos concentraremos este sábado, 18 de enero, frente a las oficinas principales de Movistar, en la calle Loureiro Crespo, 1 (frente al Hospital Provincial), a las 11:30h.

Como anuncio de que en este próximo año la empresa Atento continuará su política de represión y explotación, al día siguiente de Navidad, 26 de diciembre, ejecutó en los centros de trabajo de A Coruña 3 nuevos despidos basados en mentiras para deshacerse de forma ruin de tres compañeras y compañeros de atención a clientes Pymes de Movistar.

La realidad de la plantilla es que a lo largo de este año no ha disminuido la carga de trabajo. Atento sigue presionando a los trabajadores para que consigan unos objetivos inalcanzables y a su vez ha dado una vuelta de tuerca más a la hora perseguir que vayas a trabajar enfermo, contratando una empresa (Job Medical) para que controle las bajas médicas al margen de la mutua y amenace con la pérdida de complementos salariales a quien se niegue a ser tratado por ella.

Los despidos de ayer son el colofón a un año particularmente lesivo para los trabajadores puesto que son ya 22 los despedidos en 2019. Día a día, Atento y otras grandes -en tamaño- empresas vapulean a la clase trabajadora con despidos y agresiones constantes, cada una echando mano de múltiples fórmulas y todas auspiciadas por gobernantes y legisladores de distinto pelaje; lo que evidencia la necesidad de una movilización obrera que ponga freno a las afrentas provocadas por un sistema capitalista depredador con el medio y las personas.

Ante esta persecución sindical que no cesa, decimos:

¡No lo lograrán!

¡No callarán a la CGT, ni en la empresa Atento ni en ninguna otra empresa!

¡La solidaridad y la lucha siguen!

Comité local – CGT Pontevedra