post

 

Como defendió la CGT desde el principio, Atento actuó al  margen de la normativa (además de su notoria mala baba en el asunto) cuando decidió unilateralmente modificar las  libranzas las semanas de Nochebuena y Nochevieja  a parte de la plantilla del CAT.

La Inspección de  Trabajo  nos  ha  dado  la  razón: sanciona  a  Atento por haber usado como artimaña el art. 26 del convenio (que está para otra cosa) para poder ahorrarse unos eurillos en pluses y adaptar nuestro horario a su antojo como si fuésemos chicles en lugar de personas con vidas que vivir y conciliar con el trabajo.

Ya está bien de resignación y de aceptar sin cuestionamientos cualquier ocurrencia de la empresa  disfrazada  de  legalidad.  Es  nuestra responsabilidad sindical poner freno a los abusos de Atento y no mirar para otro lado o, incluso, actuar como cómplices de su racanería.

Esta resolución de Inspección refuerza nuestra postura inicial y, con el mismo convencimiento, acudiremos a los juzgados para intentar evitar que Atento repita atropellos como este. Es una lástima que haya quien dedique todos sus esfuerzos a confundir y confabular en lugar  de centrarse en combatir las injusticias de Atento porque, de remar todxs en la misma dirección, podíamos haber resuelto sindicalmente (y de manera más ágil, eficaz y satisfactoria) esta sobrada empresarial.

Sección Sindical de CGT en Atento-A Coruña