post

 

A lo largo del día de ayer Atento ha comunicado a más de 50 personas del departamento técnico de Movistar que les obligan a librar los días 24 y 31 de diciembre, teniendo que trabajar las horas de esos dos días entre el 26 de diciembre y el 3 de enero. La causa que argumentan es que se prevé que los días de nochebuena y fin de año se reciban menos llamadas.

Con esta maniobra usurera, Atento pretende dos objetivos:

Por una parte, llevar la explotación laboral hasta el límite: a riesgo de que las trabajadoras, que permanencen toda la jornada excepto sus minutos de descanso conectadas con sus auriculares al sistema informático y recibiendo llamadas continuamente, esos dos días dispongan de algún minuto libre por la esperable disminución de llamadas coincidente con esas fechas, traslada su día libre a esos dos martes, cada una de las dos semanas, con la consecuencia de que en horarios y fechas diferentes van a poder disponer de las trabajadoras tan asfixiadas como habitualmente. Se da la circunstancia de que hay casos que estos cambios, además, provocan que algunas personas trabajen hasta 9 horas en plena época navideña, y otras trabajen entre el 25 y el 30 de diciembre sin días de descanso.

Por otra, y teniendo en cuenta que tanto el 24 como el 31 de diciembre tienen consideración de festivo especial en el convenio a partir de las 20 horas, consiguen ahorrarse la cuantía correspondiente al recargo que correspondería a las personas a las que no permiten trabajar en su horario, que pueden ascender a 80 euros que pueden llegar a perder algunas trabajadoras y que suponen una cantidad importante en salarios que de media no superan los 800 euros.

Además de ser una muestra más de su mezquindad, la CGT entiende que este nuevo ataque a los derechos de las trabajadoras es ilegal, ya que Atento pretende ampararse en un artículo del convenio de aplicación que en su redactado no permite estos cambios.

Sección Sindical de CGT en Atento-A Coruña