post

 

A lo largo de esta año Atento fue imponiendo progresivamente en distintos centros un nuevo sistema de acoso para cuando estamos enfermxs, consistente en contratar a empresas mercenarias cuyo único objetivo es hacernos volver a trabajar sin que importe que nuestra salud siga mermada. El primer centro en el que se implantó fue en Barcelona y en estos días termina la prueba piloto de 6 meses. Atento ya ha informado que no van a continuar con los servicios de esa empresa, y no lo van a hacer porque no han conseguido lo que querían: reducir el absentismo a base de presiones y amenazas.

Gracias a la postura firme de nuestrxs compañerxs de Barcelona, que -como aquí en muchos casos- han ejercido su derecho de supresión de los datos personales de los que dispone Atento, se ha conseguido que empresas como Job Medical dejen de atosigarnos telefónicamente. Las trabas que les supone el usar otras vías de contacto como el burofax, el hecho de no facilitar datos de nuestro historial médico, el no sentirnos intimidadxs cuando nos citan y el no supeditar nuestra salud a sus amenazas han supuesto que Atento se dé por vencida esta vez y no le sea rentable mantener este abuso.

En Coruña la prueba piloto termina a finales de octubre y es muy importante que sigamos el ejemplo de Barcelona para que aquí también se acabe.

Si Atento quiere acabar con el absentismo sabe cómo tiene que hacerlo y desde luego la forma no es contratar a ninguna empresa para que nos obliguen a venir a trabajar enfermxs. Que gasten ese dinero en mejorar nuestras condiciones laborales.

          ¡¡NUESTRA SALUD ES MÁS IMPORTANTE QUE LOS BENEFICIOS DE ESTOS MANGANTES!!

Sección Sindical de CGT en Atento A Coruña