post

 

La libertad sindical, además de afiliarse (o no), a la organización sindical que cada quien quiera, y de fundar un sindicato, abarca la realización de la actividad sindical, en la empresa y fuera de ella.

La acción sindical en la empresa, tiene dos vías, la participación y la reivindicación, también llamada  de conflicto, por derivar en conflicto con frecuencia.

La libertad sindical nos permite reivindicar lo que nos parezca razonable, justo y coherente, y además entrar en conflicto con la empresa en cualquier momento, al no tener firmada en convenio ninguna cláusula de paz social, ni absoluta, ni relativa.

Y en base a lo anterior, la sección sindical de CGT en emafesa, analizando el sector  en  que  trabajamos, elaboramos un convenio que adoptamos como  reivindicación  propia  de  la  sección,  que ya expusimos y explicamos, y que cuando actualicemos con el nuevo convenio, seguirá siendo lo que reivindiquemos en Jornada, Salario, Derechos Sociales y Derechos Sindicales.

¿Y como proponemos hacerlo?

Negociando el convenio colectivo mediante secciones sindicales, la llamada Representación Sindical,  si conseguimos los requisitos para ello, E.T. art 87.1. La intervención en la negociación corresponderá a las secciones sindicales cuando éstas así lo acuerden, siempre que sumen la mayoría de los miembros del comité de empresa o entre los delegados de personal.

¿Para qué?

Para tener el control de la mesa de negociación en todo momento, y desde fuera, desde las secciones sindicales. Rompemos el mandato del comité de empresa, al cambiar el marco.

¿Qué ventajas tiene?

Se le quita el poder de decisión al comité de empresa, pasando a la/s sección/es.

El designar a las personas de la mesa de negociación corresponde a cada sección sindical, cambiarlas, también. Alivia la presión a la/s persona/s que negocia/n, diluye personalismos.

Hacemos un mayor uso de la libertad sindical.

Una baja, o imposibilidad, de negociar de cualquier portavoz, se sustituye fácilmente, es más dinámica, eficaz, y transparente.

Impulsa la participación e implicación al controlar la mesa de negociación en todo momento. Socializamos las tomas de decisiones, lo colectivo, a la asamblea, no al comité, quienes negocian son portavoces, con control de la sección sindical.

Controlar el tipo de asamblea a convocar, informativa o decisoria, fuera del comité (de hecho).

No es incompatible con la existencia de un comité de empresa, seguirá existiendo (formalmente).

Sin Sindicalistas, no hay sindicalismo, recomendamos afiliaros, sindicalizaros y tomar el control de las condiciones de trabajo, sin delegar. El comité es de la empresa, el sindicato, de lxs trabajadorxs.

Sección Sindical de CGT en Emafesa-Ferrol