post

 

El pasado viernes, 9 de marzo, falleció en A Coruña a los 61 años el que fuera nuestro compañero Pedro Galán Orro.

Pedro Galán se afilió a la Federación Local Obrera de la CNT de A Coruña a principios de los años 80 del pasado siglo, en un momento difícil para la confederación, que intentaba su reorganización en medio de luchas intestinas y conflictos que la desangraban. Pedro se involucró totalmente, ocupó varios cargos (entre ellos el de secretario de la Federación Local Obrera) y asistió como delegado a los Congresos de Barcelona y Torrejón, que supusieron una segunda escisión orgánica.

Convencido de que la unidad del anarcosindicalismo no sólo era imprescindible sino posible, impulsó y participó directamente en las conversaciones entre las distintas escisiones de la CNT que llevaron al Congreso de Unificación de 1984, implicándose aún más, si era posible, en la recuperación de la CNT.

Era Pedro vehemente y sanguíneo, difícil de tratar en los debates para aquellos que no lo frecuentaban, pero entregado y sin dobleces, de forma que, cuando lo conocías, compensaba con creces las impresiones que podía causar en un primer e incompleto conocimiento.

A Pedro le tocó lidiar, junto con un pequeño grupo de compañeros, con el conflicto más largo y duro que ha tenido que afrontar la CNT de A Coruña en su historia reciente, que fue el del cierre de la Siderúrgica Sidegasa.  Su pasión compensó la debilidad orgánica de aquel momento y permitió mantener vivo, durante meses, un conflicto abocado a la derrota. En aquel 1987, los trabajadores de Sidegasa fueron noticia, entre otras, por el zarandeo que tuvo que sufrir el coche de Alfonso Guerra, a la sazón vicepresidente del gobierno, en el aeropuerto de Lavacaolla, en Compostela.

Llegó el año 1989 y la llamada sentencia de las siglas. En aquel momento, la decepción que sufrió Pedro Galán fue insuperable y dejó la militancia activa paulatinamente. Al poco, su vida laboral lo llevó a Amurrio (Álava), momento en que el alejamiento de la militancia en la CNT (ahora ya CGT) se produjo definitivamente. Cuando, unos años más tarde, regresó a A Coruña, su peripecia vital y sindical ya estaban alejadas del anarcosindicalismo.

Fue Pedro Galán Orro una figura esencial en el anarcosindicalismo coruñés y gallego de la década de 1980, una figura de la que todos los que lo tratamos guardamos un profundo afecto, sin la que no hubiera sido posible la CGT actual, . Aunque su pérdida para la organización esté ya alejada en el tiempo, no sería justo que no lo recordásemos en estos tristes momentos. Para su familia y amigos, el abrazo más sentido.

Compañero Pedro, tu lucha por la libertad no ha sido en vano.

CGT de A Coruña

Share on FacebookTweet about this on Twitter