post

 

Con la excusa de la celebración del Día Mundial de la Salud Laboral este 28 de abril la CGT de Pontevedra organizará una Concentración – Punto Informativo, con el objetivo de manifestar la transformación de las Mutuas Laborales en entidades responsables de una agresión permanente al Sistema Sanitario Público y a sus profesionales, así como de un ataque dañino y violento, no menos permanente y cotidiano, sobre el conjunto de la clase trabajadora. El acto reivindicativo tendrá lugar de 12 a 13 horas, ante la sede del INSS, en la c/ Gagos de Mendoza. Reproducimos el escrito que se repartirá públicamente.

28 ABRIL: DIA MUNDIAL DE LA SALUD LABORAL

LAS MUTUAS LABORALES,

UN PASO MÁS EN LA PRIVATIZACIÓN Y SOMETIMIENTO

DE LA SANIDAD PÚBLICA A LOS INTERESES PRIVADOS DE LA PATRONAL

            Las Mutuas Laborales se crearon inicialmente como entidades públicas dedicadas a la gestión de las prestaciones por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, y encargadas de proteger, rehabilitar y sanar al accidentado a cambio de quedarse con un porcentaje de la cuota de accidentes de trabajo que pagamos a la Seguridad Social.

Pero lo cierto es que los últimos gobiernos en España, siempre serviles y cómplices con los intereses de la patronal y el capitalismo más feroz, se dedicaron a invertir esa función inicial de las Mutuas, para convertirlas en entidades dirigidas a la privatización de la salud pública, bajo el control de las empresas privadas.

Esto viene siendo así desde 1994, momento a partir del cual el gobierno PSOE inicia un proceso de redefinición de las funciones de las Mutuas, que culmina en 2015, con la aprobación por el gobierno del PP de la denominada “Ley de mutuas”, actualmente vigente.

Con este última Ley, el gobierno de turno vuelve a mostrar el más absoluto desprecio hacia la salud pública, en este caso la salud laboral, que afecta de modo directo a decenas de millones de personas, justo en el momento que necesitarían del mayor apoyo y solidaridad pública: cuando están enfermos o son víctimas de un accidente de trabajo o enfermedad profesional.

En todo este periodo la filosofía que justificaba la existencia de las Mutuas ha involucionado a posiciones antisociales, poniéndolas al servicio del poder económico y en contra de la protección de los daños a la salud de los trabajadores, pues de hecho y como práctica ya generalizada, se deja en manos del mercado privado (medicina privada) la capacidad para determinar si una persona trabajadora se encuentra enferma o no y, en esta cuestión, los criterios del mercado (rentabilidad, productividad) priman siempre sobre la calidad de la salud. Decenas de miles de trabajadores somos testigos y pacientes de este hecho cada año, al que solemos denominar con paños calientes con frases como “abusos, vulneraciones de derechos … de la Mutua”.

El triste resultado social de este proceso político, es haber logrado convertir a la práctica totalidad de las Mutuas en verdaderos censores del estado de salud y en un elemento más de presión para acortar las bajas laborales, aunque la persona afectada no se encuentre totalmente recuperada y, además, poniendo en duda la profesionalidad y dignidad de los profesionales de la sanidad pública.

Es por todas estas razones que los trabajadores no podemos seguir permitiendo esta conducta de la patronal y el gobierno y, por el cobtrario, sí animarnos a combatir esta insana y humillante situación, que también sufre el personal médico del sistema público de salud, al comprobar que la atención a los trabajadores enfermos no se rige exclusivamente por criterios sanitarios, sino por los intereses económicos privados de la patronal de turno.

MUTUAS LABORALES:

UNA AGRESIÓN PERMANENTE AL SISTEMA SANITARIO PÙBLICO

Comité Local CGT – Pontevedra