Tras un proceso negociador marcado por las prisas de la empresa, algunos sindicatos han firmado un acuerdo que supone un ajuste de plantilla y en el que se homologan de las condiciones socio-laborales de ambas plantillas.

banco_santander_cgtLa CGT no ha suscrito este acuerdo perjudicial para los trabajadores por tres motivos:
1º) El acuerdo incluye un Expediente de Despido Colectivo (ERE)
2º) El acuerdo no recoge expresamente la renuncia de la empresa a la aplicación de medidas traumáticas, en concreto, despidos individuales por causas objetivas;
3º) Supone un recorte en las condiciones socio-laborales de ambas plantillas.

Evidentemente, el texto final mejora la primera propuesta de la empresa, ya que se trataba de una propuesta de mínimos. A partir de ahí la empresa fue haciendo concesiones debido a la presión y aportaciones de TODOS los sindicatos que hemos participado en la negociación, hasta que el conglomerado formado por los Sindicatos de la Empresa y los Mayoritarios, haciendo dejación de su responsabilidad y de su capacidad de presión, decidieron firmar.
En eso momento, su potente propaganda trata de sus vergüenzas con análisis triunfalistas, medias verdades, grandes mentiras, … que trataremos desmontar:

Respecto al ajuste de plantillas, se han establecido tres mecanismos: las prejubilaciones, los despidos y las segregaciones a otras empresas del Grupo. No obstante, la empresa se ha negado a facilitar datos concretos sobre los puestos de trabajo a eliminar y su reparto entre las diferentes opciones planteadas. Los firmantes no saben si el 90% de las bajas corresponderán a prejubilaciones o si, por el contrario, la empresa tiene la intención eliminar ese 90% de puestos de trabajo a través del Expediente de Despido Colectivo incluido en el acuerdo, un ERE que no citan en sus comunicados.
La CGT rechaza totalmente un mecanismo de ajuste de plantillas que se basa en “bajas incentivadas voluntarias”, en realidad “despidos”, que no sabemos a cuántos trabajadores afectarán, pero que serán “ofrecidos” de manera selectiva señalando a los trabajadores que la empresa considere prescindibles.
A lo largo de toda la negociación, la CGT ha planteado que el posible ajuste derivado de la fusión debía realizase exclusivamente a través prejubilaciones, en condiciones similares a las aplicadas en otros procesos de fusión.
El primer grupo financiero del país y uno de los primeros del mundo, con más de 2.200 millones de beneficios en 2012, y con una fusión en marcha, que a partir de 2015 incrementará sus beneficios anuales en más de 520 millones de euros, pretenda ajustar su plantilla con un ERE.
Así mismo, desde la CGT denunciamos que la voluntariedad del proceso no queda garantizada sin la inequívoca renuncia de la empresa a la utilización del Art. 52 ET, que establece el despido individual por causas objetivas. Así, se deja en manos de la empresa una poderosa arma de intimidación, que ya ha utilizado en el pasado.
En cuanto a las segregaciones de trabajadores a otras empresas del grupo, la empresa no ha querido que quedase recogida la fórmula para realizarlas, y es preocupante por la opacidad que esa negativa lleva implícita.
En cuanto a la homologación de condiciones socio-laborales, durante la negociación, desde la CGT hemos planteado que el Grupo Santander debía destinar una parte de los beneficios que espera obtener de la fusión a mejorar las condiciones socio-laborales de la plantilla resultante. Ningún sindicato debería haber firmado un acuerdo que utiliza la fusión para empeorar globalmente las condiciones socio-laborales de los trabajadores.

  • Horarios y vacaciones: El personal de Banesto pierde un día de vacaciones al año. Además, la plantilla de la red de oficinas de Banesto trabajará 80 horas más al año, sin compensación alguna.
  • Economatos: Se nos oculta que se suprimen los economatos para el personal de nueva incorporación.
  • Fondo Asistencial: La empresa reduce su aportación en más de un millón de euros al año. En 2011 las empresas aportaron al fondo 1.600.000 euros. Para 2013 la aportación se reducirá a 600.000 euros, que se destinarán exclusivamente a necesidades de hijos de empleados con minusvalías físicas y psíquicas.
  • Condiciones Financieras: El suelo para las hipotecas vivas de la plantilla de Banesto se fija en el 1,50%. Finalmente, y pesar de que el Tribunal Supremo va a debatir sobre la anulación de estas cláusulas por abusivas, los sindicatos firmantes dan por buena una reducción de tan sólo medio punto porcentual.
  • Plan de Igualdad: Las trabajadoras de Banesto vamos a perder importantes mejoras: dos semanas de excedencia remuneradas previas al parto, seguro médico privado de un año pagado por el banco para los hijos recién nacidos. Los padres también vamos a perder los dos días adicionales por paternidad.

En conclusión, los sindicatos “mayoritarios” han suscrito un acuerdo que, además de recortar las condiciones laborales, deja a las plantillas afectadas por la fusión en un preocupante estado de indefensión.

Se puede consultar el texto íntegro del acuerdo en www.cgtbanesto.com, que cada uno saque sus propias conclusiones y actúe en consecuencia.

Sección Sindical de la CGT en Banco Santander – A Coruña

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Print this page
Print
Email this to someone
email