Tras aceptar un mal acuerdo con la empresa, este viernes, 20 de julio, la asamblea de trabajadores de la Oficina principal de Correos de Vigo ha acordado poner fin a la huelga indefinida que llevaban a cabo desde el 4 de junio, en defensa de los puestos de trabajo. La asamblea aceptó, por una exigua mayoría de cinco votos (22 contra 17, entre estos últimos los de la sección sindical de la CGT al completo), el “principio de acuerdo” pactado previamente por los sindicatos CC OO y UGT con la empresa, pese a la oposición de los delegados de la CGT y CIG.

Para las secciones sindicales de la CGT de Pontevedra y Vigo en Correos este es un acuerdo que no debería firmarse pues supone, entre otras cosas, un clavo más hacia la privatización definitiva de Correos, destruye puestos de trabajo y ni siquiera fija el plazo de vigencia.
El que finalmente se reduzca el número de repartidores de la Unidad en ocho, y no en trece, como pretendía inicialmente la empresa, no justifica, a juicio de la CGT y de casi la mitad de la plantilla, el poner fin a esta dura huelga. Más aún, cuando en lo relativo a los 14 expedientados (entre ellos 5 compañeros y compañeras de la CGT) la vaguedad del documento suscrito despierta todos los recelos.

Secciones Sindicales de CGT-Correos de Vigo y Pontevedra.

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Print this page
Print
Email this to someone
email