Este lunes, 23 de julio, el grupo conservero Consorcio mantuvo en Pontevedra la reunión anunciada con la representación de las trabajadoras de la conservera Alfageme en Arousa y los sindicatos CGT, CIG y Comisiones.
El grupo empresarial Consorcio propuso a los trabajadores ratificar, actualizándolo, el mismo acuerdo laboral alcanzado hace ya más de un año, según el cual, de reiniciarse la actividad industrial –una vez adquiridas por el Consorcio las fábricas de Alfageme en Ribadumia y Vilaxoán- se mantendría la oferta de contratación a toda la plantilla de Alfageme en la comarca de Arousa que lo desease, hasta 150 trabajadoras. Y se haría en los mismos términos que la CGT lo había exigido y conseguido entonces: garantía de los derechos económicos y laborales de la plantilla: condición de trabajadores fijos, antigüedad, categoría, etc.

Tras la lectura del borrador, todos los presentes manifestaron verbalmente su acuerdo básico con el documento, fijándose como fecha para la firma definitiva el próximo viernes, 27 de julio, a fin de adjuntarlo a la documentación que presentará el Consorcio a la Xunta de Galicia, para que la Consellería de Economía pueda asumir la responsabilidad que le corresponde en este contencioso. De este modo, se dará vía libre a la ejecución de los avales firmados hace cinco años y, en consecuencia, garantize la única salida digna y posible a esta larga lucha sindical, que dura ya cinco años.
El Consello de la Xunta de este próximo jueves, ya conocedor del acuerdo Consorcio-Trabajadoras, deberá acelerar todos los trámites para finalizar el concurso de acreedores. Entonces podrán venderse las dos plantas conserveras de Ribadumia y Vilaxoán, que el Consorcio haga su oferta, las adquiera y finalmente se retome la actividad industrial.
Si todas las partes cumplen con lo previsto, el 1 de septiembre podrán incorporarse las primeras trabajadoras a las fábricas y, enseguida, de manera progresiva, se reincorporarán el resto: 50 antes del 1 de noviembre, otras 10 en noviembre y el resto antes del 1 de febrero. La fábrica que concentrará la mayor parte se la actividad, será la de Vilaxoán, quedando la de Ribadumia para el procesado de la anchoa, el estuchado de las conservas y el almacenamiento.
Estamos pues en la penúltima semana de la solución definitiva a esta larga lucha de la CGT, por el derecho de los trabajadores y en defensa del tejido industrial de O Salnés. Una lucha que la mayor parte del tiempo y en la mayoría de las ocasiones, tuvo la CGT que llevarla a cabo en solitario, enfrentada a CIG y a CC OO, pues ambos apoyaron los funestos Plan Estratégico 2007-2011 y Plan de Vialidad 2009-2013, elaborados por los hoy tan denostados propietarios de Alfageme, Promalar o la familia Lago. Mientras CGT denunciaba que esos Planes representaban un inmenso fraude social que llevaría a la ruina a todo el grupo Alfageme (las cuatro fábricas) y la pérdida de incalculable puestos de trabajo, -¡como así ha sido!- CIG y CC OO pactaban con los autores y responsables el desastre.

CGT Arousa

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Print this page
Print
Email this to someone
email