Tras la concentración de las trabajadoras de Alfageme en Vilaxoán y la CGT, celebrada el 5 de junio ante las puertas de la Audiencia Provincial de Pontevedra, exigiendo celeridad en los procesos judiciales que afectan a Alfageme, la Audiencia ha fijado definitivamente la fecha del 5 de julio para la deliberación y fallo del recurso principal interpuesto por los propietarios de Alfageme.
La resolución que dicte en este caso la Audiencia permitirá -¡estamos plenamente seguros!-, la adjudicación definitiva de las fábricas de Alfageme en Vilaxoán y Ribadumia, en los términos exigidos por la CGT –recolocación de toda la plantilla de Alfageme en Arousa, hasta 150 trabajadoras, con garantía de todos sus derechos laborales y económicos- y ya aceptados por el grupo conservero cántabro Consorcio.
Si nadie traiciona o sabotea el proceso –lo que ya ha ocurrido en otras ocasiones, no menos decisivas- en la segunda semana de julio podrá resolverse definitivamente la liquidación de la antigua Alfageme y, con ello, reiniciarse la actividad industrial conservera en las fábricas de Vilaxoán y Ribadumia.
En esa semana, la Xunta deberá cumplir con la responsabilidad histórica de haber apoyado un fraude social inmenso – sacrificar una conservera de fama internacional en activo, con cientos de puestos de trabajo, para llevar a cabo una operación inmobiliaria y especulativa- y afrontar la solución del problema causado reafirmando su compromiso con el grupo conservero el Consorcio, en tanto que este mantenga su proyecto industrial en Alfageme en las condiciones ya anunciadas y depositadas en el Juzgado de lo Mercantil.
La CGT ya se ha puesto en contacto con los responsables del grupo Consorcio para celebrar en esa segunda semana de julio una nueva reunión con la representación de los trabajadores, en la que se actualice el calendario para reiniciar la actividad en las dos fábricas.

CGT Arousa – El Comité