La CGT denuncia la agresión injustificada a los derechos de 180 trabajadores del servicio técnico de ADSL a los que la empresa Atento pretende reducir hasta 5 horas semanales sus jornadas de trabajo, amparándose en una supuesta reducción de llamadas; lo que puede suponer una bajada salarial de unos cien euros en unas nóminas ya de por sí precarias que no llegan a los 800 euros al mes.


La CGT rechaza de plano la pretensión de la empresa de ejecutar una reducción de jornada a 180 compañeros, y no sólo la rechaza sino que entiende que la medida es innecesaria y premeditadamente fraudulenta, discriminatoria y abusiva.
Si, como alega la empresa (causas organizativas y de producción), fuese cierto que se han reducido el número de llamadas desde el pasado septiembre y que esto supone la inevitable reducción de jornadas, la solución más acertada y de menor impacto hubiera sido la de facilitar la reubicación de los compañeros del servicio técnico de ADSL en otro servicio (atención a clientes Pymes de Telefónica), que tiene un crecimiento sostenido y continuo desde julio de 2011, al contratarse (hasta la fecha) a un total de 109 trabajadores de nueva incorporación. Durante todos estos años la empresa ha utilizado la excusa del descenso de llamadas para reubicarnos en distintos departamentos con horarios y turnos a su antojo. Y en cambio, ahora, Atento no baraja esta opción, justo en el momento en el que sería la más sensata, justa y razonable. Dice la empresa en sus razones que “destaca sobremanera un claro excedente y sobredimensionamiento (…) que se traduce en unas 2350 horas semanales y unos 70 trabajadores aproximadamente”, refiriéndose a las llamadas recibidas y atendidas durante el último semestre en España (en sus centros de trabajo de Cáceres y Coruña); siendo así, siguiendo su mismo razonamiento y aplicando un criterio equitativo entre los dos centros, recolocando a 35 trabajadores de Coruña en el servicio Pymes evitaríamos cualquier reducción de jornada.
Esta medida la toma Atento (filial de Telefónica) la misma semana en que José María Alvarez-Pallete, presidente y consejero delegado de Telefónica Europa anunciara en un periódico de economía que en los próximos meses todos los call centers que dan servicio al mercado español serán trasladados a territorio nacional: “Telefónica está totalmente comprometida con España y el regreso de los call centers es una forma de demostrarlo, así como la inversión que haremos en 2012”. Atento, filial de Telefónica que gestiona sus call centers, tiene ahora 15.000 empleados en España y 120.000 en Latinoamérica.
Hoy ha tenido lugar una reunión entre la empresa y los representantes de los trabajadores en la que la CGT ha planteado la exigencia de reubicación de los compañeros del servicio técnico de ADSL manteniendo su jornada y turno actuales. Dado que nuestras reivindicaciones no están siendo atendidas, la CGT ha convocado paros de una hora por turno (de 0 a 1, de 11 a 12 y de 19 a 20 horas) los días 23 y 26 de marzo. El 23 de marzo habrá concentraciones-protesta (apoyadas por todo el comité de empresa) coincidiendo con los paros de las 11 y a las 19 horas, delante del centro de trabajo (entrada por c/Enrique Dequidt). Además, la CGT ha convocado a los trabajadores y trabajadoras a una Asamblea informativa que tendrá lugar en el centro de trabajo el miércoles, 21 de marzo, en doble convocatoria: a las 12 y a las 20 horas.

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Print this page
Print
Email this to someone
email