La CGT quiere denunciar públicamente la insostenible situación laboral que desde hace un mes están padeciendo más de 130 trabajadores de Atento Coruña, situación que está provocando numerosos trastornos de estrés laboral y ansiedad entre la plantilla.

Desde hace un mes estos trabajadores han sido obligados a atender, además de las gestiones y consultas de telefonía fija, las llamadas de los clientes “Pymes” de telefonía móvil de Telefónica-Movistar, llamadas recibidas a través del número 900.10.10.10. Los trabajadores no han recibido – en la mayoría de los casos- ningún tipo de formación específica para poder desempeñar correctamente su trabajo, provocando a su vez que la calidad de la atención a los clientes «Pymes» sea nefasta y nula.

Además de no tener formación, es vergonzoso que los trabajadores tampoco tengan acceso a las aplicaciones informáticas, herramienta imprescindible para garantizar una atención eficaz de las llamadas. Las llamadas recibidas en Coruña acaban formando parte de un simple archivo de texto, a la espera de que personal de otros centros de trabajo gestione las peticiones de los clientes (ventas, facturación, reclamaciones, etc.) Todo esto genera un clima laboral frustrante entre la plantilla, además de innumerables reclamaciones de los clientes que, llamada tras llamada, comprueban impotentes la pésima atención telefónica que les prestamos.

El pasado 10 de agosto, la CGT decidió convocar de urgencia al comité de empresa para exigir a Atento y Telefónica que paralicen la atención en Coruña de las llamadas de los clientes de «móviles-Pymes», hasta que se imparta una formación profesional adecuada que garantice la seguridad y la salud de los trabajadores y una atención al cliente eficaz y de calidad.  En ningún caso esta medida supondría que el servicio de “móviles-Pymes” quedase desatendido ya que se les seguiría atendiendo (como hasta ahora) en otros centros de trabajo donde sí tienen la formación y los medios necesarios para trabajar con corrección.

Dado que a Atento y a Telefónica no parece importarles lo más mínimo la gravedad de la situación (a pesar de solicitarles una solución urgente y satisfactoria para trabajadores y clientes, siguen dilatando y acrecentando el problema con demoras injustificables), hemos denunciado estos hechos ante la Inspección de Trabajo y estamos a la espera de que se tomen las medidas correctoras necesarias para evitar que esta situación se prolongue en el tiempo.

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Print this page
Print
Email this to someone
email