Desde hace algún tiempo las condiciones laborales en nuestra empresa se han venido deteriorando poco a poco y sin que la empresa haya querido hacer nada por remediarlo. Más bien al contrario es la principal culpable de que esto haya ocurrido.
La última ocurrencia es la aplicación del artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores, por el que en poco más de una semana un buen número de compañeros han perdido su puesto de trabajo por el simple motivo de haber estado enfermos y de baja en periodos cortos dos meses seguidos o en cuatro alternos. Ese es su pecado. Y por ello la empresa les agradece sus servicios prestados con una patada en el culo. Pero es que además lo hace sin respetar todos los derechos y garantías de estos compañeros.
Otro motivo que nos obliga a convocar esta huelga es la política de incentivos de la empresa. Nosotros los generamos, ellos se los quedan. Es evidente cual es la catadura moral de los responsables de UNISONO cuando no tienen empacho en quitarnos los incentivos si faltamos al trabajo para enterrar a un padre o acompañar a nuestros hijos si están hospitalizados. Sin contar que cuando abandonamos la empresa, y pese a ser ellos los que nos han despedido, se niegan a pagarnos lo generado en los últimos meses. Ellos lo llaman “procedimiento”. Nosotros creemos que es apropiación.
Desde CGT hemos conseguido importantes mejoras sobre el convenio, pero en demasiadas ocasiones quedan en agua de borrajas ya que la empresa se las salta a la torera: No publica debidamente los turnos, la vacaciones ni informa de ello a los Comités de Empresa. Traslada a los trabajadores de departamento y campaña a su libre albedrio, sin respetar la ley ni los acuerdos firmados.
A la hora de negociar los contratos temporales que deben ser indefinidos computan menos jornadas que las cotizadas y además pretende que el personal de estructura ocupe esos puestos indefinidos, que legalmente os corresponden a vosotros.
Hay compañeros que tienen la categoría de gestor, ganada en los juzgados en algún caso y otros que se sientan a su lado, haciendo las mismas funciones solo tienen la de teleoperador.
Creemos que son motivos más que suficientes para convocar una huelga. Estamos hartos de buenas palabras que no han conducido a nada, queremos soluciones claras y de inexcusable cumplimiento por parte de la Empresa. Los compañeros de CGT en Gijón, Madrid y Vigo estamos convencidos de que es posible cambiar esta situación si todos los trabajadores de la Empresa secundamos la huelga, digámoselo alto y claro.

TODOS A LA HUELGA
PAROS DE 1 HORA DE DURACION LOS DIAS 18 Y 24 DE JULIO Y DE FORMA INDEFINIDA TODOS LOS LUNES DESDE EL DIA
1 DE SEPTIEMBRE DE 2008

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Print this page
Print
Email this to someone
email