Un año después del conflicto surgido por los 179 despidos en la empresa 13032008009-small.JPGAtento, filial de Telefónica dedicada a la atención al cliente y ubicada en la calle Juan Flórez, el TSJ de Galicia confirma las sentencias de los juzgados de lo social de A Coruña declarando la improcedencia de los despidos, pero no la nulidad, que conllevaría la readmisión de los trabajadores.

El pasado 20 de marzo de 2007, días después de haber despedido de forma improcedente a 18 trabajadores en situación de baja por enfermedad, Atento despidió fraudulentamente a 179 compañeros más, con contrato de obra en el servicio 1004 (Línea de Atención Personal), argumentando una falsa disminución del volumen de llamadas recibidas para reducir la plantilla, cuando en realidad se trataba de trasladar el trabajo a países de América Latina y a Marruecos para abaratar costes. Tras varios meses de movilizaciones -huelgas, concentraciones de protesta y una gran manifestación de más de 5000 personas por las principales calles de la ciudad- y de infructuosas denuncias ante las incompetentes y cómplices instituciones laborales (Administración laboral y gobiernos local, autonómico y estatal), los trabajadores despedidos tuvieron que recurrir a los juzgados para hacer valer sus derechos y exigir su readmisión.

Fue en julio de 2007 cuando, en primera instancia, se dictaron sentencias declarando13032008-small.JPG improcedentes los despidos, condenando a Atento al abono de salarios de tramitación e indemnizaciones de 45 días por año trabajado, en lugar de los 8 por reducción de la obra que habían percibido los despedidos. Al margen de las indemnizaciones, la CGT siguió denunciando públicamente el proceso de deslocalización que practica la empresa y que supuso que el centro de Atento Coruña se quedara sin 200 puestos de trabajo. Algunos de los trabajadores recurrieron la improcedencia del despido y siguieron reclamando la readmisión ante el TSJ de Galicia, con el asesoramiento y apoyo de la CGT. A su vez, Atento también recurrió la sentencia reclamando su desestimación y, por tanto, la procedencia de una parte de los despidos.

La resolución del TSJ de Galicia desestima el recurso de suplicación interpuesto por Atento y la reclamación de readmisión demandada por los trabajadores, aunque todavía hay posibilidad para ambas partes de presentar recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

La CGT considera que la sentencia consiente el despido libre al admitir que, a base de indemnizaciones, la empresa pueda seguir eliminando puestos de trabajo. De esta forma, Telefónica puede continuar con su política de subcontratación y destrucción de empleo en España, para fomentarlo en otros países con peores condiciones laborales y pagando salarios mucho más bajos, sin importarles la calidad del servicio ofrecido a sus clientes.

Sección Sindical de la CGT en Atento – A Coruña