Si algunos piensan que a la tercera va la vencida, en lo que se refiere a la convocatoria de huelga, ha sido suficiente con la segunda. Esta vez ni siquiera las presiones de la Empresa con su comunicado de última hora y sus fórmulas magistrales, lograron persuadir a la mayoría de los trabajadores que decidieron secundar la huelga del pasado viernes. ¿Por qué será? A los motivos por los que se convocó (la deslocalización y el desacuerdo con el convenio firmado por los de siempre) hay que sumar el descontento de los trabajadores con su situación en la Empresa. Y viendo que el respaldo ha sido de un 62% la Empresa debería darse por enterada de que aquí el hartazgo es generalizado, de que aquí no se vive tan bien como ellos nos lo pintan y que los trabajadores de Vigo ya no estamos dispuestos a otorgar con el silencio. 
Desde primera hora de la mañana del viernes ya se intuía cómo iba a discurrir la jornada. La CGT madrugó para concentrarse a la entrada de ambos centros y pudimos comprobar que tan sólo “cuatro gatos” -más bien corderos- se acercaron a trabajar. Vigo 2 menos, Vigo 1 más, gracias a la mayoría de los “felices agentes” de TELE 2 COMUNITEL (recepción y back office), que no se dieron por enterados. Entendemos que en esta campaña no les debe afectar la deslocalización, están satisfechos con el salario, tienen trato preferente de la Empresa (a lo mejor reciben una mega-cesta navideña con jamón pata negra incluído) y viven en un paraíso rodeados de huríes.
 El seguimiento de la convocatoria fue tal que tuvimos que ver, pobrecitos, a algunos coordinadores sacándole las castañas del fuego a la Empresa, es decir, cogiendo llamadas con cascos, ring, y sin tiempo de break. En otros centros los coordinadores se sumaron a la huelga, a ver si se enteran los de aquí que ellos también son trabajadores, que también sus salarios se rigen por este precario convenio, y que su permanencia en la Empresa es tan frágil como la de cualquier otro trabajador.
 Sabido era por todos que CCOO y UGT no secundaban la huelga pero tampoco vinieron a trabajar, parece mucha casualidad que enfermaran todos de repente, a no ser que hicieran uso de sus privilegios sindicales para evitar dar la cara y enfrentarse al abucheo general. Según manifestó CCOO en la reunión del  Comité que tuvo lugar el día anterior, la mayoría de los trabajadores no iba a secundar la huelga, y como no hay peor ciego que el que no quiere ver, debieron preferir mirar a otro lado y quedarse calentitos en la cama.
 A todos los que hicieron oír su voz muchas gracias, felices fiestas y que los Reyes Magos les colmen de regalos, a los que no, los esquiroles, les deseamos igualmente felices fiestas, y aunque desde la CGT seguiremos luchando por sus derechos y escuchando sus problemas, esperamos que los Reyes les traigan el carbón que se merecen.
 Carbón también para los medios de comunicación que no vinieron a dar testimonio de las “delicias” del sector de telemarketing, seguro acudirán cuando la Empresa les convoque para hablar de sus maravillosos proyectos en Vigo.

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Print this page
Print
Email this to someone
email