El cierre de este convenio lamentable ha dado alas a la patronal, y esta anuncia que continuará la destrucción de empleo para irse a Latinoamérica. La CGT, junto con otros sindicatos, quiere devolver la palabra a los trabajadores acallada por CCOO-UGT en este convenio, y hemos convocado huelga en todo el telemarketing el 21 de diciembre de 24 horas, contra la inestabilidad y deslocalización del telemarketing. El convenio se ha firmado pero los problemas más importantes, sin embargo, siguen sin solución. El más acuciante de todos es la deslocalización, que está provocando la pérdida de miles de puestos de trabajo en España a causa del desvío de servicios a países de Hispanoamérica principalmente. Lo lamentable es que no existe ni una sola palabra sobre este asunto en el nuevo convenio, y la pérdida de empleos en España no cesa, mientras que éstos se incrementan en otros lugares en verdaderas condiciones de miseria.
 
 El pasado día 27 de noviembre, en el diario económico “Cinco Días”, curiosamente justo después de haberse firmado el preacuerdo del nuevo convenio (día 22), el presidente de la patronal del sector reconocía que se habían perdido 2.800 puestos de trabajo durante el pasado ejercicio, y lo que es aún más escandaloso: prevén un serio recorte otra vez para este año. Sin embargo, reconocía igualmente que la facturación en 2006 se había incrementado en un 10,4%. Para el 2007 esperan igualmente un incremento de dos dígitos en la facturación y qué que los costes en Hispanoamérica son netamente inferiores, “entre un 20 y un 25%” respecto a España, y que el número de plataformas en dichos países creció un 22,2%.

 Una situación preocupante que viene confirmada por informes como los de la consultora DBK, que en su estudio sobre los call-centers manifiesta que “el numero de empleados disminuyo en 2006 como consecuencia del proceso de deslocalización de la actividad, principalmente hacia países de América Latina que se esta registrando en el sector” y que “a corto plazo se mantendrá la tendencia de deslocalización de la actividad hacia países de menores costes laborales, fundamentalmente países de América Latina lo que provocará previsiblemente un descenso de volumen de empleo y un notable crecimiento de la facturación generada fuera de España”.

 Por si fuera poco, el último dato alarmante se publicó en el diario “El País” de 8-12-07: Atento, la principal empresa de telemarketing que hace pocos meses tenía 15.000 trabajadores en España, -según datos de la seguridad social de julio de 2007 quedaban solo 8.721 trabajadores-, tiene ya 90.000 empleados en Latinoamérica; y Telefónica tiene previsto sacar a bolsa a Atento España para revalorizarla y deshacerse de los trabajadores restantes.

 Noticias que se suman a otros procesos similares en las campañas de ONO, Orange, Vodafone, … que demuestran que la patronal está en plena fiebre “deslocalizadora” y no le pesa en absoluto el dejarnos en la calle, y el que miles de trabajadores sufran la angustia de perder sus puestos de trabajo. Por eso debemos pararles los pies y demostrarles a ellos, a las autoridades públicas, los medios de comunicación y la sociedad, que miran para otro lado o lo desconocen, que no estamos dispuestos a aceptar el despido campaña por campaña en silencio y sin plantar batalla.
 Más allá de los sinsabores del convenio, en la que ya hemos visto los intereses reales de CCOOUGT, la CGT, con el apoyo de otras organizaciones sindicales, hemos convocado una huelga estatal de telemarketing de 24 horas, para el 21 de diciembre, contra la perdida de puestos de trabajo por la deslocalización. Un primer paso desde el apoyo mutuo y la solidaridad, que esperamos crezca en un futuro, y que pretende demostrar y denunciar ante las empresas de telemarketing, las autoridades públicas, los medios de comunicación y la sociedad que se está destruyendo empleo de forma global en todas las empresas de telemarketing a marchas forzadas, con total impunidad y silencio, para llevárselo a otros países a precio de miseria, y que no vamos a esperar callados a que llegue nuestro turno en el despido. Queremos devolver la palabra a los trabajadores frente a los que les interesan unos empleados callados y sumisos, porque somos los trabajadores de telemarketing los que nos jugamos nuestro puesto de trabajo, que es nuestro medio de vida, y no podemos permitirnos el lujo de perderlo sin hacer nada.

 Por todo ello, porque es necesario más que nunca, el día 21 de diciembre todos a la huelga. Una huelga que abarcará toda la jornada, desde las 0 horas a las 24 horas. Y mediante ella queremos lanzar un mensaje claro a las empresas del telemarketing, un mensaje claro a las empresas clientes, un mensaje claro a la sociedad:

LOS TRABAJADORES DE TELEMARKETING QUEREMOS PARAR LA DESLOCALIZACIÓN, QUEREMOS CONSERVAR NUESTRO PUESTO DE TRABAJO CON GARANTÍAS.

PORQUE LA EXPERIENCIA NOS DICE A TODOS QUE SÓLO MEDIANTE LA LUCHA PODREMOS CAMBIAR LAS COSAS.