Quiero exponer un hecho que sabía por intuición y algunas charlas, que recientemente he podido constatar con datos reales, reforzado mi idea sobre esas «personas de bien» que tanto le gusta nombrar a Don Mariano. Esta es una familia típica de la clase media-alta temerosa de Dios y cumplidora de la ley, una familia con un alto poder adquisitivo, piso de 200 m2 con su clínica dental, coche 4X4 de alta gama, casa de campo, vacaciones y compra de alimentos del Corte Inglés.

La otra es una familia mantenida con el sueldo de una nómina, que paga su hipoteca y compra a plazos, que tira de tarjeta y pocas veces se van de vacaciones, una familia de esa izquierda casposa que diría José María.

En las dos familias unos de sus hijos comienza su formación universitaria y aquí esta la sorpresa las dos solicitan residencia de estudiantes y uno de los criterios para optar a ella son los ingresos. ¿A que no sabéis cual de las dos familias declara mas ingresos?. Pues la familia de la izquierda casposa, que duplica según los datos de hacienda a los ingresos de la familia de bien y tienen más posibilidades de recibir todo tipo de ayudas del erario público, al que la familia casposa a contribuido con sus ingresos.

Hacienda somos todos pero unos más que otros y el Estado no legisla cuando hace tiempo que sabe que existen varias profesiones que manejan dinero que no declaran y sinceramente no me preocupa en exceso, pero que se beneficien del erario público y otros que lo necesitan queden fuera me parece vergonzoso.

Comparte esta noticia...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Print this page
Print
Email this to someone
email